Esta es mi historia. Mi nombre es Priscila Judit Díaz Correa. Natural de un pueblo de la isla Tenerife: La Victoria de Acentejo. Soy de la generación milénica, de ahí que me adapte con cierta facilidad a los cambios.

Nací en en seno de una familia humilde pero muy trabajadora. Desde muy pequeña estudie en el Colegio Pureza de María (Los Realejos). Fueron 15 años, 15 maravillosos años en los que aprendí que libertad no es igual a libertinaje, que la dignidad es un derecho inalienable y que la disciplina es la base de todo objetivo.

La etapa universitaria siempre parecía tan lejana, pero llegó y se esfumó. Estudie Ingeniería Téc. de Telecomunicaciones especialidad de Sistemas de Telecomunicación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Posteriormente, también me gradué en Ingeniería Electrónica por la Universidad de La Laguna.

Paralelamente, me preparé para ser Auditora y Consultora de Innovación, Desarrollo e Investigación por la Universidad de La Laguna a través de un programa de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias. Mi trayectoria profesional comenzó trabajando para la Fundación Universitaria de la Universidad de La Laguna.

Desde mis comienzos, he podido desempeñar diferentes funciones tanto en la administración pública como en la empresa privada. Gracias a las oportunidades que me han brindado, he podido adquirir una amplia visión en gestión de proyectos, dirección comercial, coordinación técnica, dirección estratégica y como emprendedora tecnológica. Si quieres seguir descubriéndome mejor, ¿Hablamos?

 

Una de mis reflexiones favoritas: Algunas personas sueñan con hacer grandes cosas, mientras otras están despiertas y las hacen.